martes, 26 de abril de 2011

1.2 CARACTERÍSTICAS DEL MITO

            El mito ofrece una explicación de los fenómenos naturales o revive episodios de la vida de los antepasados, forma parte de la religión y de la magia. En algunas culturas se utilizaba con el fin de imponer o justificar determinadas costumbres sociales que debían aceptarse por disposición superior, espiritual o histórica.

Es la primera forma literaria creada por el género humano, de hecho surgió antes que la escritura, por lo que su transmisión fue de tradición oral. Los mitos nos permiten conocer el pensamiento de la gente de distintas épocas y culturas, su visión del mundo y los seres que lo habitan.
El origen de los individuos y el mundo que habitan, ha sido tema de preocupación del ser humano en todas las mitologías, por ello surgen los mitos cosmogónicos que dan respuesta a esta inquietud.

Es frecuente encontrar en todos los mitos cosmogónicos casi el mismo modelo: un Ser supremo hacedor que funda el mundo. Las diferentes mitologías mencionan una materia preexistente: el océano, el caos o la tierra.
Hay muchas clases de mito: cosmogónicos si tratan de la creación del mundo; etiológicos, si explican el origen de seres y cosas; teogónicos, si relatan la historia de los dioses, y escatológicos, si tratan del fin del mundo. Algunos de los temas que más abordan son el origen de algún elemento, el mundo de los muertos, el amor y el paraíso perdido.
¿Por qué sobreviven los mitos? Porque siempre constituyen una vivencia. Cualquier reflejo de vida ordinaria en el mito constituye una nueva aportación a su esencia y hace presente su poder. El mito impregna la vida del pueblo que lo creó, su fuerza creadora y mágica mantiene la presencia de aquellos que actuaron “en aquel tiempo”; rige la vida y conducta del pueblo creyente. El mito es siempre “historia verdadera”.

Los personajes mitológicos griegos son aún célebres, hay dioses, héroes y seres mitológicos híbridos. En la siguiente tabla encontrarás algunos de ellos.



(Beatriz)

8 comentarios: